En caso de daño severo del globo ocular es preferible sustituirlo por un ojo artificial que, aunque no tenga visión, elimina el dolor pues mejora considerablemente la estética.

Cuando tratamos estos casos, el globo ocular dañado se sustituye por un implante orbitario esférico que queda permanentemente alojado en la órbita.

El implante ocular pretende reponer el volumen del globo ocular y también su movimiento. Puede ser de diversos materiales: polietileno, biocerámica, hidroxiapatita, silicona.

La selección del material, la forma y el tamaño del implante la realizamos cuidadosamente los cirujanos oculoplásticos según las características de cada paciente.

Existen distintos tipos de implantes orbitarios

Desde 1994 los implantes intraorbitarios biocompatibles han sido utilizados en cirugías de evisceración y enucleación su principal característica es que la porosidad permite el crecimiento de tejidos por dentro del implante. Los materiales utilizados en la fabricación de los implantes son la hidroxiapatita y la biocerámica; también se utilizan las esferas de PMMA (con ó sin perforación) con un resultado aceptable, siendo su función muy similar y un costo más bajo que los implantes porosos.

Comentanos tu experiencia

Dejanos tus comentarios sobre nuestros servicios